Poca luz, mucho frío, cero ganas de trabajar, lista de tareas kilométricas. Ponle smog también si quieres. Es un escenario apocalíptico donde la libido es tan alta como la heterosexualidad de Malgioglio y la vida sexual está tan ocupada como un peaje en Siberia.

Pero en tulipanes.club sabemos cómo hacerlo subir y nuestro compromiso es mantener la bandera (y el izamiento de la bandera) del deseo en alto. Tenga en cuenta: una disminución momentánea del deseo NO es un problema a menos que lo perciba como tal, por lo que es perfectamente normal que de vez en cuando haya un signo de “ya vuelvo” en el área genital.

Así que aquí tienes 5 formas de hacerlo con más frecuencia . Mejor. Siempre. Aún.

Estrés cero

Una investigación de 2017 sobre la disfunción eréctil entre adultos jóvenes encontró que la ansiedad y el estrés laboral pueden comprometer la libido, especialmente la libido masculina. No es que las mujeres estresadas tengan un deseo loco por ello. ¿Consejo practico? Lo de siempre: descansar, comer sano, hacer ejercicio y sobre todo dedicar cada día al menos 10 minutos a una actividad que te relaje y disfrutes. Algo tranquilo como el yoga o la salsa, no el lanzamiento enano o el parapente.

Abre la boca

El tiempo pasa y los fuegos artificiales también: les pasa a muchas relaciones y la verdadera clave para evitar una pareja cansada es la comunicación sana y abierta . Las investigaciones han encontrado que cuando es difícil hablar sobre sexo con una pareja, la probabilidad de una caída en la libido se duplica: incluso para las mujeres, tener una pareja que no comparte los mismos gustos sexuales triplica la probabilidad de perder el deseo de hacer amor. Tómate una velada para hablar de ello en profundidad: posiciones, preferencias, torceduras, fantasías . Y después de la práctica oral.

Jugar solo

Quienes lo hacen solos lo hacen más contigo. Para la ciencia, la masturbación – no compulsiva – es una práctica saludable : aumenta la autoestima, las habilidades sociales, el conocimiento del propio cuerpo y mejora la intimidad de pareja . Las mujeres se masturban menos en promedio y también son las primeras en perder interés: masturbarse en cambio ayuda a comprender lo que les gusta y lo que no y, en consecuencia, muestra a su pareja cómo darte más placer. Aún mejor si te masturbas frente a tu pareja: muestra, no digas .

Entrena tu imaginación

El deseo es un músculo y necesitas entrenarlo todos los días: tómate un tiempo a lo largo del día para fantasear, imaginando hacerlo de formas que despierten tu apetito: lee cómics eróticos o, si eso es lo tuyo, mira una buena película porno. Observa a los extraños y pregúntate qué te gusta de ellos, qué te excita . ¡Escriba sus fantasías y escriba nuevas ideas para un futuro juego de rol!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Sitio Web De Campo Es Opcional.

ComentarioSu Mensaje
NombreSu Nombre
Correo electrónicoCorreo electrónico
Sitio webSitio web